top of page

Caen importaciones Chinas en México


En un giro sorpresivo en el ámbito comercial, México ha registrado una caída en las importaciones de productos provenientes de China, marcando un hito en una tendencia que se mantenía ininterrumpida desde 1993, según datos del Banco de México. Este descenso, que alcanza un 6.7% interanual en los primeros ocho meses del presente año, no ha pasado desapercibido en el escenario internacional.


El gigante asiático ha sido durante décadas un proveedor clave para México, ofreciendo una amplia gama de bienes que van desde dispositivos electrónicos hasta componentes automotrices. Sin embargo, el vínculo comercial entre ambas naciones ha experimentado un cambio significativo, marcando un punto de inflexión en la relación bilateral.


La participación china en las importaciones mexicanas ha sido notoria en los últimos años, pasando del 15.7% en 2013 a un sólido 19.8% en 2022 durante el mismo período de enero a agosto. Sin embargo, este índice se ha reducido al 18.5% en el transcurso del año actual, señalando una desaceleración que merece un análisis más profundo.

La economía del gigante asiático, conocida por su expansión considerable en las últimas décadas, está experimentando un crecimiento desigual, afectada por las crisis globales y la desaceleración económica a nivel mundial. El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha advertido sobre el debilitamiento del impulso de crecimiento en China tras el brote inicial de Covid-19 en 2020.


Este declive ha sido evidente en las cifras económicas trimestrales, pasando de un 8.9% a un 4.0% en el segundo trimestre de 2023, mientras que la inflación ha disminuido significativamente, alcanzando alrededor del 0.2% en el mismo período. Factores como la capacidad ociosa en la economía y la crisis en el sector inmobiliario están contribuyendo a esta desaceleración.


En contraste, el  país azteca ha mantenido un crecimiento estable en su Producto Interno Bruto (PIB), registrando un 3.3% de crecimiento anual durante el tercer trimestre de 2023, lo que marca ocho trimestres consecutivos de expansión. Sin embargo, las empresas que cotizan en el país han experimentado ciertos desafíos debido a la apreciación del peso mexicano, lo que ha afectado sus ingresos por exportaciones y ventas al exterior.

El impacto de las tensiones comerciales entre China y sus socios, en especial las disputas arancelarias con Estados Unidos y las presiones por políticas comerciales y transferencias tecnológicas forzadas, está cobrando relevancia. Este escenario podría tener implicaciones significativas en la economía china y, por consiguiente, en las relaciones comerciales con México y otros países.


El descenso en las importaciones desde China marca un cambio destacable en el panorama económico, sugiriendo una reconfiguración en las dinámicas comerciales a nivel global. La interdependencia económica entre naciones como México y China enfrenta nuevos desafíos que podrían redefinir las estrategias comerciales y los flujos de bienes en los próximos años.

13 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


bottom of page