China establece nuevas reglas de importación para alimentos


Inicia el año y con él también comienzan a aplicarse nuevas regulaciones de importación en China para alimentos y bebidas, y muchos temen que sus productos no puedan ingresar al gigantesco mercado. Los bienes más afectados son vino, chocolate y café.



En abril de 2021, autoridades chinas publicaron nuevas reglas de seguridad alimentaria donde se establece que, para poder ingresar al mercado chino, todas las instalaciones de fabricación, procesamiento y almacenamiento de alimentos en el extranjero deben estar registradas antes del 1 de enero de 2022. Sin embargo, en octubre, se publicaron los procedimientos detallados que explican cómo obtener los códigos de registro requeridos. En noviembre, se puso en línea se abrió un sitio web para las empresas autorizadas a auto registrarse como importador.


La Administración General de Aduanas de China (GACC, por sus siglas en inglés) se resiste a dar explicaciones detalladas sobre estas medidas que afectan a una gran cantidad de alimentos. Anteriormente, estos requisitos sólo se aplicaban a productos con potenciales riegos sanitarios, como el pescado y marisco. No obstante, también los considerados de bajo riesgo como el vino, la harina, el aceite de oliva, el café, el alcohol y la miel también serán vigilados ahora.

En los últimos años, las importaciones de alimentos de China han incrementado como consecuencia de la creciente demanda de su enorme clase media. Según un informe del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, tenían un valor de 89.000 millones de dólares en 2019, lo que lo transforma en el sexto mayor importador de alimentos del mundo.


En espera

A pesar de estas nuevas regulaciones, aún existen muchas preguntas "¿Habrá un margen de tolerancia? ¿Qué pasará con las solicitudes en proceso, pero todavía no aprobadas? ¿Y con aquellos que lo han solicitado demasiado tarde?"

De acuerdo con la Cámara de Comercio de la Unión Europea en Pekín, "muchas empresas todavía estaban esperando para obtener su autorización" días antes de la entrada en vigor de los nuevos requisitos”.

Incluso, la Unión Europea ha enviado cuatro cartas a la Aduana en China en un intento de retrasar la medida 18 meses o por lo menos conseguir más claridad y tiempo para la implementación de las regulaciones; sin embargo, no tuvo gran éxito. La potencia oriental sólo pudo acordar que la implementación de estas nuevas políticas solamente se aplicara a los bienes producidos a partir del 1 de enero, dando, de esta manera, una breve prorroga para los productos ya enviados.


22 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo