China lider de la recuperación del Comercio Internacional, Oportunidad para México


A inicios del 2020, el comercio internacional se desplomó radicalmente en todo el mundo. La caída en esta actividad económica llegó a ser del 5.4%, su peor contracción desde la crisis del 2008. Sin embargo, a poco más de un año y medio desde que inicio la pandemia de Covid-19, las cosas han comenzado a mejorar. El intercambio internacional de bienes y servicios muestra grandes signos de mejoría. No obstante, esta recuperación no ha sido pareja en todas partes. Existe una notable divergencia entre oriente y occidente. Mientras los países asiáticos experimentan un crecimiento sin precedentes, occidente no ha podido recuperar del todo sus antiguos niveles de importaciones y exportaciones a pesar de una reactivación en el consumo.

Esta clara discrepancia entre ambos polos sólo puede ser explicada a través de las diferentes medidas que adoptaron para hacer frente a la pandemia. Por un lado, las draconianas medidas de China ayudaron a frenar el avance de la enfermedad en su territorio a pesar de ser el punto de origen de esta misma. Por el otro, las nuevas olas y cepas de coronavirus han causado que el comercio internacional en occidente cayera después de un breve periodo de recuperación durante la temporada decembrina.

Actualmente y a pesar de las intensas campañas de vacunación en Estados Unidos y Europa, el gigante asiático continúa siendo el líder de la paulatina recuperación del comercio mundial. De acuerdo con la Administración General de Aduanas, en junio de 2021, el comercio exterior chino creció 34.2%, el valor de las exportaciones destaca singularmente con un crecimiento de 32.2%, lo cual supera ampliamente las expectativas de expertos en la materia que calculaban un crecimiento mucho menor en torno al 23.1%.


El aumento de las exportaciones de China es una consecuencia de la reactivación de la industria estadounidense que, para satisfacer el creciente aumento en el consumo tras la nueva reapertura económica, ha comenzado a reactivar la demanda externa hacia sus tradicionales proveedores, como son China y México. En enero, las importaciones chinas hacia los Estados Unidos crecieron 17.4% interanual. Por su parte, México sólo incrementó estas en un 2.5%.


Sin embargo, no todo es miel sobre hojuelas para el gigante asiático. La administración de Joe Biden ha decidido continuar la guerra comercial que inició su predecesor Donald Trump. Además, el rival oriental del Tío Sam es el mayor exportador mundial de acero y semiconductores, insumos que son fuertemente demandados por el plan de recuperación económica de Biden, y el cual está dirigido a la construcción y la manufactura. Por ejemplo, la actual administración estadounidense tiene planeado invertir 52 mil millones de dólares en nuevas fábricas de semiconductores para reducir su dependencia de las importaciones chinas de este componente.

No obstante, aunque la reducción del costo de estos insumos a través de las importaciones es positiva para estos sectores, las rivalidades geopolíticas entre ambas naciones han hecho que la industria estadounidense este pasando por una crisis de precios de las materias primas que están llevando a la inflación a niveles históricos.

Oportunidad para México


La rivalidad entre China y Estados Unidos junto con la necesidad de importaciones es una gran oportunidad para México, y la cual es impulsada por el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).


México se ve beneficiado por el declive del comercio entre estas dos potencias. El volumen del comercio exterior de la Unión Americana entre sus vecinos del norte y del sur, México y Canadá, se ha intensificado en los últimos años, desplazando al gigante asiático como su principal socio comercial.

Aunque en contadas ocasiones Canadá ha superado a México como principal socio comercial de Estados Unidos, después de un año desde la entrada en vigor del T-MEC, México ha consolidado está posición al cierre del primer semestre del 2021 con un total de 320 mil millones de dólares, 3 mil millones de dólares más que Canadá quien tiene 317 mil millones de dólares. China se queda muy atrás con 300 mil millones de dólares. Sin embargo, la potencia oriental continúa liderando las exportaciones con 29 mil millones de dólares contra los 184 mil millones de dólares de México.


Debido a que China logró controlar mejor que los países occidentales el manejo de la pandemia, ha podido reactivar su economía mucho más rápido que el resto del mundo, posicionándose, así como líder de la recuperación del comercio mundial. No obstante, los conflictos comerciales con los Estados Unidos persisten a pesar del cambio de administración. México al ser vecino y socio comercial de la Unión Americana debe de aprovechar la coyuntura para incrementar su valor estratégico y actividad económica.

16 vistas

Entradas Recientes

Ver todo