Buscar

El Coronavirus, las Fake News y la Responsabilidad de los Medios de Comunicación



La proliferación de noticias falsas sobre la pandemia del COVID-19 es ya calificada como una peligrosa "infodemia", aunque usted no lo crea. Las noticias falsas se difunden hoy más rápido y más fácilmente a través de Internet, las redes sociales y la mensajería instantánea. Estos mensajes pueden contener información y consejos inútiles, incorrectos o incluso dañinos, que pueden obstaculizar la respuesta de salud pública y aumentar el desorden social y la división.

Confusamente, algunas noticias falsas también contienen una mezcla de información correcta, lo que hace que sea difícil detectar lo que es verdadero y preciso. Antes de decidirse a compartir, asegúrense de leer las historias correctamente y sigan algunas comprobaciones para determinar la precisión de la información.

Si la historia parece presumir un nivel de certeza mucha más alta en sus consejos y argumentos que otras historias, esto suele ser muy cuestionable. La gente en estos momentos está buscando certeza en un momento de alta incertidumbre, ansiedad y pánico. Por lo tanto, es natural aceptar más fácilmente la información que resuelve, tranquiliza y proporciona soluciones fáciles, desafortunadamente, a menudo de toda esa información es meramente falsa.

Del mismo modo, si una historia es más sorprendente o perturbadora que otras historias, vale la pena volver a verificarla, ya que las noticias falsas intentarán captar nuestra atención siendo más exageradas que las historias reales. Es muy evidente cuando ciertos “medios” lo hacen, solo buscan clicks, generar tráfico, y hacer negocio de un conflicto económico, social, y de salud pública internacional.

Al informarnos es muy importante y esencial el saber cómo hacerlo, actualmente tenemos una gran facilidad para acceder a la información, las fuentes (Televisión, radio, medios escritos, y medios digitales), nos dan todo el tiempo datos objetivos y subjetivos, para que nosotros debamos analizados y digerirlos para posteriormente podamos tomar nuestras propias decisiones, y formarnos nuestra propia opinión.

Al Informarnos Prestemos Mucha Atención a lo Siguiente:

* Fuente:

Cuestione la fuente. Se han hecho referencias a "expertos colombianos" o "médicos españoles" o "Universidad de Vancouver" durante el brote. Verifique en los sitios web oficiales si las historias se repiten allí. Si una fuente es "un amigo de un amigo", este es un rumor a menos que también conozca a la persona directamente.

* Logotipo:

Compruebe si el logotipo de cualquier organización utilizado en el mensaje tiene el mismo aspecto que en el sitio web oficial.

* Ortografía y Gramática:

Los periodistas y organizaciones creíbles tienen menos probabilidades de cometer errores ortográficos y gramaticales repetidos. Además, cualquier cosa escrita completamente en mayúscula o que contenga muchos signos de exclamación debería despertar sus sospechas.

* Fingir Cuentas de Redes Sociales:

Algunas cuentas falsas imitan la realidad. Por ejemplo, es típico encontrar cuentas no oficiales en Twitter con nombres tales como @NBCNewsTonight, que se pueden hacerse pasar como la cuenta legítima de @NBCNews, y que comparten historias falsas sobre el resultado positivo del Coronavirus de algunas personas importantes. Las plataformas de medios intentan eliminar o marcar cuentas e historias falsas, así como verificar las reales. Esté atento a cuáles son sus políticas para tratar de hacer esto.

* Un Estímulo Excesivo para Compartir:

Tenga cuidado si el mensaje lo presiona a compartir: así es como funciona la mensajería viral.

*Utilice Sitios Web de Verificación de Hechos:

Los sitios web como APFactCheck y Full Fact destacan las noticias falsas comunes. También puede usar un motor de búsqueda para buscar el título del artículo y ver si los medios de comunicación lo han identificado como noticias falsas.


En Quien Confiar

Las mejores fuentes para obtener información de salud sobre COVID-19 son los sitios web de salud de su gobierno y el sitio web de la Organización Mundial de la Salud. Las fuentes primarias son generalmente mejores que los artículos de noticias.

Incluso los mensajes del gobierno y los principales medios pueden equivocarse, pero son más confiables que las fuentes no verificadas en las redes sociales y los mensajes virales. Por ejemplo, sobre este tema tan sensible, los sitios como el de “The Conversation” es una fuente más confiable porque todo el contenido está escrito por académicos expertos en sus campos.

Los charlatanes han estado promoviendo falsas prevenciones y curas para que las personas gasten su dinero. Por ejemplo, el fiscal general de Nueva York ha tenido que enviar avisos de cese y desistimiento por reclamos de que la pasta de dientes, los suplementos dietéticos y las cremas evitarán y curarán COVID-19. ¡Aunque usted no lo crea!

Los efectos también pueden ser más graves que perder algo de efectivo. Irán informó que al menos 44 personas murieron por intoxicación alcohólica después de beber alcohol pirata en un intento equivocado de curar COVID-19.

Desafortunadamente, los consejos más básicos y correctos dados hasta ahora NO ofrecen un milagro o un cuidado muy especial, y que a continuación te los comparto:

* Lávese las manos con agua y jabón frecuencia (use desinfectantes para las manos si no puede)

* Evite tocarse la cara y estornude o tosa en el hueco del codo o en un pañuelo desechable (y tírelo a la basura en una bolsa llena de bolsas).

* Evite las multitudes y los lugares públicos.

* Mantenga una distancia razonable de las personas

* No viaje a menos que sea absolutamente necesario.

Ahora muchos gobiernos están introduciendo medidas que incluyen prohibiciones de viaje y cuarentenas que deben seguirse para proteger la salud de todos, especialmente de los más vulnerables. Permanecer en su casa y cumplir con la cuarentena es lo mejor que puede hacer para colaborar con esta emergencia. De no ser así tome en cuenta todas las medidas sanitarias.

Piense dos veces sobre los mensajes que circulan actualmente y ayude a guiar a su familia y amigos a decidir en qué confiar. No bombardee a sus contactos y grupos con mala noticias, busque mensajes de ánimo y apoyo. El uso irracional de estas FAKE NEWS son aún más graves que el mismo problema del Coronavirus, verifica las fuentes de tus mensajes y cadenas antes de compartir recuerde que el objetivo es informar, no generar pánico.

36 vistas

A.A Cecilia Almeida Valles

Patente 3697

Almeida & Alatorre S.C

Avenida 602 y Camino ASA Local 49-A

Aduana del AICM, CP15620, CDMX

(55) 57851648

(55) 57869755

contacto@almeidayalatorre.com

AVISO DE PRIVACIDAD

  • Blanco Icono LinkedIn
  • White Twitter Icon