El “oro verde mexicano”, conflicto y resolución


El pasado 12 de febrero, Estados Unidos decidió suspender temporalmente los envíos de aguacate desde el estado de Michoacán después de que un funcionario que realizaba labores de inspección en la ciudad de Uruapan recibiera una llamada de amenaza a su teléfono celular.


El Servicio de Inspección Sanitaria de Plantas y Animales del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (APHIS-USDA por sus siglas en inglés) informó que se lleva a cabo una investigación para "evaluar la amenaza y determinar las medidas de mitigación necesarias para garantizar la integridad física de la totalidad de su personal que labora en Michoacán". Mientras tanto, y de acuerdo con las declaraciones dadas por las autoridades americanas, las importaciones de aguacate mexicano fueron suspendidas hasta que nuestro país pueda garantizar las condiciones de seguridad para la treintena de inspectores estadounidenses que laboran en Michoacán.

Sin embargo, el apetito por este nutritivo vegetal crece cada vez más en la Unión Americana, por lo que encontrar proveedores que puedan satisfacer la altísima demanda sería muy complicado por no decir imposible. Según datos de Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAOSTAT), México es el mayor productor mundial de aguacates con casi 2.4 millones de toneladas en 2020, las cuales ocuparon el 80 % del mercado estadounidense.

En 2021, el país anglo-sajón importó 3,000 millones de dólares en aguacates a nivel mundial, de los cuales 2,800 millones de dólares provinieron de México, es decir, el 92%. En términos de volumen, Estados Unidos importó 1.2 millones de toneladas métricas de aguacate, de las cuales 1.1 millón provino de México (89%).

El siguiente mayor productor es Colombia, con 876 mil 754 toneladas. Después, y por muy lejos, se encuentran países como Perú, Chile y República Dominicana. En un estudio realizado por JPMorgan Chase, se concluye que, en el corto plazo, no hay suficiente oferta mundial para compensar la pérdida de aguacates mexicanos.

Visto este panorama, las autoridades más competentes han emprendido una serie de diálogos y mecanismos con nuestros vecinos del norte para garantizar la seguridad del comercio entre las dos naciones.


Recientemente, el gobernador de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla, y el ministro consejero de Seguridad Pública de la Embajada de Estados Unidos, Timothy Dumas, se reunieron para evaluar la propuesta del mandatario michoacano para garantizar la seguridad, el libre tránsito, cosecha, empaque y exportación del tan demandado fruto verde con destino a la frontera norte.

El gobierno del Estado plantea aplicar una célula de actuación permanente con la Secretaría de Seguridad Pública (SSP). También, para tener una mejor coordinación entre la Asociación de Productores y Empacadores Exportadores de Aguacate de México (APEAM) y los inspectores Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, se planea crear un sistema de mapeo y monitoreo de los 59 municipios de la zona aguacatera. Finalmente, la APEAM formuló desarrollar una nueva unidad de investigación que dé certeza a las inspecciones que realiza el gobierno de la Unión Americana.

Tras la reunión entre el gobernador, la APEAM y la Embajada de Estados Unidos, los productores aguacateros declararon a los medios que la propuesta fue bien recibida por los representantes del gobierno norteamericano”. El siguiente paso es poner en marcha un memorándum de entendimiento que de inicio a la ejecución de las soluciones expuestas por las partes mexicanas.

Afortunadamente, el viernes 18 de febrero, estas instituciones implicadas anunciaron que las exportaciones a Estados Unidos se han reanudado gracias a los acuerdos y medidas acordados para mejorar la seguridad de los inspectores del APHIS que trabajan en el campo.


18 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

El lunes 15 de agosto, México y Canadá lanzaron el Diálogo Económico de Alto Nivel (DEAN) con el objetivo de brindar una oportunidad para que Canadá y México aumenten su colaboración mutua, fortalezca