Evaluación de resultados a un año de la firma del T-MEC

Para conmemorar el primer aniversario de la entrada en vigor del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), el 7 de julio de 2021 en la Ciudad de México, Tatiana Clouthier, secretaria de Economía de México, se reunió con la representante comercial de Estados Unidos, Katherine Tai y la ministra de Pequeñas Empresas, Promoción de Exportaciones y Comercio Exterior de Canadá, Mary NG.

El objetivo de la reunión fue evaluar el desempeño del Tratado durante su primer año en funcionamiento, reafirmar sus compromisos con las cadenas de suministro de América del Norte, así como el crecimiento y la competitividad de la región a largo plazo para continuar siendo uno de los bloques económicos más dinámicos del mundo.

Tras un año de vigencia, el T-MEC no sólo ha sido un instrumento que promueve el comercio de la región, sino también, un gran apoyo para reactivar las economías de estos tres países tras sufrir los efectos provocados por la pandemia de COVID-19.

Durante la reunión se reforzaron los puntos en común, pero también, se abordaron las fallas de los países miembros con el fin de cumplir los términos del Acuerdo según lo pactado. Los temas centrales que se abordaron fueron: empresas propiedad del Estado, reglas de origen para el sector automotriz, autotransporte, apoyo para las pequeñas y medianas empresas, facilitación comercial y energía renovables.

La importancia de esta reunión radica en que los diálogos sobre el Tratado ya no giran alrededor de la reducción del déficit comercial que tienen Estados Unidos con México, sino en la integración de la región. La modernización del antiguo Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), ahora T-MEC, ha permitido abordar temas ambientales, asuntos laborales y áreas de cooperación que buscan integrar más Pymes y sectores que tradicionalmente se han mantenido al margen de la integración.

Considerando las oportunidades que el T-MEC les abre a las Pymes, es estratégico que México fortalezca una política interinstitucional de fomento, promoción, incentivo y desarrollo a las pequeñas y medianas empresas, las cuales son las mayores generadoras de empleos en la nación.

Por otra parte, este nuevo Acuerdo ha sentado las bases para regular e integrar la nueva economía digital, la cual se dinamizó en el contexto de la pandemia de COVID-19. Los tres países miembros están evaluando la forma en la que las disposiciones en materia de propiedad intelectual, comercio digital y facilitación comercial, entre otras, se han implementado.

La ministra Katherine Tai ha planteado la importancia de "una política energética que respete la inversión estadounidense y sea coherente con los esfuerzos para abordar el cambio climático y mejores esfuerzos de facilitación del comercio". México incumple el Tratado y evita la integración regional al tener una política ambiental que promueva las energías fósiles en referencia a las reformas a la Ley de Hidrocarburos y la de la Industria Eléctrica. Tatiana Clouthier reconoció el “impasse legal” con sus socios. Ambos gobiernos están en un proceso de negociaciones para resolver esta discrepancia de intereses.

A su vez, la ministra canadiense, Mary Ng, mostró preocupaciones sobre el actual clima de inversiones en México, principalmente en sus sectores de minería y energía, los cuales son los principales rubros de inversión de Canadá en México. Mary Ng destacó la urgente necesidad de una resolución rápida y oportuna de estos temas para brindar una seguridad económica de largo plazo para las industrias relacionadas.

Para México es de vital importancia cumplir los estipulado en el Acuerdo debido a que gran parte de su economía depende de sus relaciones comerciales con sus vecinos del norte. Desde que se modernizo el TLCAN, convirtiéndose ahora en T-MEC, México se ha posicionado como el principal socio comercial de la Unión Americana; ya que el 80 por ciento de sus exportaciones están dirigidas a dicho mercado. Según la Oficina del Censo de Estados Unidos, de enero a abril de 2021, el comercio total de bienes entre Estados Unidos y México sumó 208 mil 642 millones de dólares, un aumento de 19 por ciento con respecto al mismo periodo de 2020. Además, el 54 por ciento de la inversión extranjera directa en México proviene de la Unión Americana. Es importante el cumplimiento de lo pactado para generar certidumbre en la inversiones y de esta manera lograr la integración regional.


17 vistas

Entradas Recientes

Ver todo