La escasez de contenedores: una breve explicación


Los contenedores juegan un papel vital para el comercio internacional. Prácticamente, ninguna mercancía se podría importar o exportar sin esta herramienta de metal corrugado que permite almacenar múltiples bienes para su transporte ya sea en barcos, carreteras o trenes. Sin embargo, y a pesar de su importancia, los contenedores escasean en los lugares donde más se necesitan como consecuencia de eventos imprevistos, interrumpiendo así el comercio mundial. Grandes potencias exportadoras como India o Reino Unido se quejan de que los tiempos de espera para encontrar un contenedor pueden alcanzar hasta las tres semanas. Como resultado, los envíos se han visto retrasados y los precios de los contenedores han incrementado sustancialmente. No obstante, el aumento en el costo de envío no sólo afecta a las grandes firmas de transporte de mercancías, sino también al consumidor final, quien tiene que pagar precios más altos por los bienes de consumo, los cuales se suman a la acelerada inflación que experimenta la economía global.


Pero ¿qué ha pasado con los contenedores? La escasez de estos no es producto de un acaparamiento o de un desinterés por su fabricación, sino de los de terribles efectos que ha tenido la pandemia de Covid-19 en el comercio internacional y su cadena de suministros.


De acuerdo con Willy Shih, profesor de la Escuela de Negocios de Harvard, “el problema no es que no haya suficientes contenedores en el mundo; sino que que los contenedores están mal distribuidos”. Un número significativo de contenedores se han encontrado en depósitos interiores mientras que otros se han estado apilando en los puertos de carga.


El confinamiento al inicio de la pandemia obligó a China y muchos de sus vecinos a interrumpir tanto la manufactura de bienes como la exportación de estos. Los buques de carga que ya estaban en ruta desde Asia dejaron cientos de miles de contenedores llenos de mercancías en los puertos de América y Europa; sin embargo, no pudieron regresar a Asia para volver a ser cargados con nuevos productos debido a las restricciones impuestas para el control sanitario de la nueva enfermedad. Consecuentemente, los contenedores se apilaron en puertos y depósitos ferroviarios interiores. Muchos de estos contenedores les faltaba poco tiempo para superar su vida útil y quedaron inutilizables después de un largo periodo de inactividad. Además, las restricciones impuestas por los cierres nacionales, las medidas cuarentenarias sumadas al desempleo masivo han provocado una disminución en el los hábitos de consumo de los clientes. Como resultado, muchas empresas no pudieron garantizar el flujo constante de contenedores a medida que aumentaba el tiempo de confinamiento y disminuía el flujo habitual de comercio, agudizando así la escasez.


¿Cuánto tiempo durará la escasez de contenedores?


La crisis de los contenedores es definitivamente temporal, a medida en que nuevos contenedores ingresen al mercado en 2021, y disminuya la ferocidad de la pandemia, el flujo internacional de comercio se normalizará. Probablemente esto ocurra hasta principios del 2022 de acuerdo con Brian M. Sondey presidente y director ejecutivo de la firma británica Triton Partners y Lars Mikael Jensen, jefe de red y mercado este-oeste en Maersk, la mayor línea de transporte de contenedores y operador de buques del mundo.


Por su parte, en respuesta a la escasez mundial de contenedores, Alibaba Group ha lanzado su propio servicio de renta de contenedores, que se puede utilizar para transporte aéreo y marítimo, y el cual pretende abarcar más de 200 puertos en 50 países.


A pesar de los estragos provocados por la Covid-19, así como la incertidumbre que nos produce el posible desarrollo de nuevas variables y sepas resistentes a las vacunas actuales, la disponibilidad de contenedores está aumentando gradualmente normalizando así el comercio mundial a niveles cercanos a los tiempos anteriores a la pandemia.


78 vistas

Entradas Recientes

Ver todo