top of page

Perspectivas Positivas para 2024 y 2025: La OMC Pronostica una Recuperación Sostenida del Comercio Mundial

Después de un año marcado por desafíos económicos y fluctuaciones significativas en el comercio global, la Organización Mundial de Comercio (OMC) proyecta una recuperación gradual en el volumen del comercio mundial de productos para los años 2024 y 2025. Según el último informe de la OMC, se espera que el comercio mundial de productos crezca a tasas interanuales del 2.6% en 2024 y del 3.3% en 2025, ofreciendo un rayo de esperanza para la economía global.


El año pasado, el volumen del comercio internacional de productos experimentó una disminución del 1.2%, en contraste con el crecimiento del 3.0% observado en 2022. Este descenso se produjo a pesar del contexto desafiante generado por eventos como el estallido de la guerra en Ucrania. La persistencia de los altos precios de la energía y la inflación ejerció presión sobre la demanda de productos manufacturados, lo que afectó significativamente al comercio global.


Sin embargo, la OMC señala que se espera una recuperación gradual en los próximos dos años. A medida que se reduzcan las presiones inflacionarias y mejoren los ingresos reales de los hogares, se anticipa un aumento en la demanda de productos, lo que impulsará el crecimiento del comercio mundial. Este análisis optimista es respaldado por la observación de que el volumen del comercio de mercancías superó los niveles previos a la pandemia en 2023, mostrando una notable resiliencia en medio de la incertidumbre económica global.

Al examinar las variaciones regionales, el informe de la OMC destaca que el descenso relativamente modesto en el comercio de mercancías en 2023 dificulta la identificación de patrones regionales claros. Por un lado, Europa experimentó una brusca caída en la demanda de importaciones, mientras que América del Norte registró una disminución y Asia se mantuvo estable. Sin embargo, se observa un aumento en las importaciones en las principales economías exportadoras de combustibles.


Asia se perfila como un motor clave del crecimiento del volumen del comercio en los próximos años de acuerdo con las previsiones de la OMC. Esto sugiere un cambio en el panorama económico global, con la región asiática desempeñando un papel cada vez más importante en el comercio internacional.


Aunque las importaciones de mercancías disminuyeron en la mayoría de las economías, impulsadas en parte por la caída de los precios de productos básicos como el gas natural, algunas grandes exportadoras de energía como los Emiratos Árabes Unidos, Rusia y Arabia Saudita registraron un crecimiento en sus importaciones.


A pesar de la desaceleración del crecimiento del PIB mundial en 2023, el informe de la OMC sugiere que el comercio global podría estar en camino de una recuperación sólida en los próximos años. Este pronóstico alentador ofrece una luz al final del túnel para la economía mundial, brindando esperanza de una recuperación sostenida y un crecimiento renovado en el comercio internacional.

3 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


bottom of page