Código de Ética y de Conducta

Objetivo

 

Constituir la base de actuación del Agente Aduanal, para preservar la integridad ética y profesional del gremio y, en consecuencia del mercado con el cual se encuentra involucrado y comprometido.

Establecer un conjunto de principios específicos, que definan el deber ser en la actuación del Agente Aduanal.

El Código de ética y Conducta del Agente Aduanal tiene como objetivo principal fijar los límites y parámetros de la actividad y la conducta del Agente Aduanal, con el propósito de redimensionar ante sí mismo y ante la sociedad su papel de importancia por su capacidad técnica de excelencia y por su integridad moral, cuya actuación resultará en la restauración de la confianza de sus colegas, de los clientes y de las autoridades en su quehacer profesional.

Filosofía de un Agente Aduanal

 

Visión
El Agente Aduanal debe ser la persona física capaz de desarrollar con dignidad y esmero profesional y autoridad moral, la actividad relacionada con el Comercio Exterior, que en estricta observancia del código de ética y conducta, haga posible su credibilidad y trascienda en legítimos beneficios personales y sociales en bien de la comunidad.

Misión
El Agente Aduanal agremiado nacionalmente como iniciativa privada, contribuye de manera eficiente y eficaz al desarrollo de la economía mexicana.

Desempeñándose en el ámbito del Comercio Exterior de manera confiable, tanto por su capital intelectual especializado, como por su capacidad de evolución y sus convicciones éticas.

Valores
Respeto a las leyes Es el convencimiento del valor que tiene para el desarrollo armonioso de una sociedad y de sus instituciones, el apego a las leyes del Estado y de sus instituciones, así como el respeto a las normas que rigen la actividad profesional

Honestidad
Consiste en la disposición permanente para respetar los bienes, las vidas y las honras ajenas.

Honradez
Se refiere al reconocimiento, honra o fama pública de una persona que se reputa como honesta.

Orden
Comportarse de conformidad con las normas necesarias para el logro de algún objetivo deseado y previsto en la organización de las cosas, en la distribución del tiempo y en la realización de las actividades, por voluntad propia y no por coacción.

Justicia
Es la constante voluntad de dar a cada quien lo suyo (Ulpiano), de acuerdo con sus derechos y en cumplimiento de sus deberes.

Equidad 
Consiste en tratar de manera diferenciada a los desiguales, considerando las distintas circunstancias y capacidades de cada quien.

Responsabilidad
Asume las consecuencias de sus actos intencionados, resultado de las decisiones de acción o de omisión. También responde por los actos no intencionados que puedan perjudicar a otras personas, procurando remediar los perjuicios causados.

Confianza
Condiciones morales necesarias para creer en la rectitud de los demás, así como para atraer la credibilidad en uno mismo.

Confidencialidad
Es el respeto por datos o hechos que deben guardarse en sigilo para no afectar indebidamente la honorabilidad de las personas, los procedimientos que exigen secrecía, a las instituciones, al mercado o a la sociedad misma.

Veracidad
Conducirse siempre de conformidad con los hechos de la realidad, diciendo solamente lo que es o lo que honestamente se piensa.

Lealtad
Acepta los vínculos implícitos en su adhesión a otros –amigos, familiares, jefes, patria, instituciones, etc.-, de tal modo que refuerza y protege, a lo largo del tiempo, el conjunto de valores que representan.

Imparcialidad
Capacidad para ser objetivos en nuestras decisiones y juicios, evitando la subjetividad o el conflicto de intereses.

Subsidiariedad
Es el respeto por el orden de prelación entre los seres humanos, las comunidades y las instituciones, por el cual no debe hacer la entidad mayor lo que pueda hacer la menor; pero también debe ser la mayor la que asista a la menor para coadyuvar en su desarrollo integral.

Integridad.
Es la reunión, en una persona, de todos los valores y virtudes morales que le permiten tomar las mejores decisiones en todos los momentos de su vida.

Principios del Agente Aduanal

 

Son los conceptos fundamentales que deben guiar su actuación profesional:

  1. Respeto en la relación del Agente Aduanal con sus clientes

  2. Respeto en la relación del Agente Aduanal con la Autoridad

  3. Respeto en la relación del Agente Aduanal con sus colegas Agentes Aduanales

  4. Respeto en la relación del Agente Aduanal con la sociedad

  5. Respeto en la relación del Agente Aduanal con sus instituciones

  6. Ética en la publicidad del Agente Aduanal.

 

Normas de Conducta del Agente Aduanal

 

1. Relación Agente Aduanal con sus Clientes

1.1 El Agente Aduanal prestará sus servicios a todos aquellos solicitantes que, de acuerdo con las leyes mexicanas, tengan capacidad para realizar operaciones de despacho aduanero dentro de las condiciones legales y éticas, con observancia total de los principios de confidencialidad, profesionalismo y honestidad.

1.2 El Agente Aduanal deberá guardar confidencialidad escrupulosa sobre la naturaleza y condiciones de los negocios que se le encomienden. Sólo conservará la obligación de brindar información sobre los negocios de sus clientes, a la autoridad competente y bajo los supuestos previstos por la ley de la materia.

1.3 El Agente Aduanal actuará en todo momento en la gestión de sus negocios y en la relación con sus clientes con diligencia, eficacia, de manera informada y profesional, con estricto apego a los principios de responsabilidad y honestidad. Para todo lo cual se exigirá siempre de él, constante capacitación y actualización profesionales.

1.4. El Agente Aduanal, en virtud del compromiso establecido con su cliente, responderá por su desempeño profesional y por el estado y resultado del negocio, por lo que se abstendrá de delegar dicha responsabilidad en tercero alguno mediante cualquier figura que implique el uso indebido de la patente.

1.5 El Agente Aduanal no deberá disponer de los anticipos o fondos de sus clientes, para fines distintos a los de las operaciones específicamente acordadas por ambas partes.
1.6 El Agente Aduanal deberá en todo momento proporcionar al cliente información veraz, transparente y oportuna.

2. Relación Agente Aduanal con la Autoridad

2.1 El Agente Aduanal se conducirá con el debido respeto ante la autoridad de acuerdo a la honorabilidad y dignidad, que la investidura de su patente le otorga.

2.2 El Agente Aduanal actuará en todo momento con estricto apego a la Ley, absteniéndose de realizar en cualquier etapa del despacho, declaraciones falsas, ficticias o fraudulentas, así como de proporcionar información falsa o imprecisa a la autoridad competente. Absteniéndose de llevar a cabo actos de simulación contrarios a las normas jurídicas y a la ética.

2.3 El Agente Aduanal, en virtud de su dignidad y calidad en el ejercicio de su patente, deberá hacer uso de los derechos que la ley le confiere.

Normas de Conducta del Agente Aduanal 

 

3. Relación Agente Aduanal con su Colega Agente Aduanal

3.1 El Agente Aduanal reconoce en su colega aduanal igualdad en dignidad y profesionalismo, por lo que se abstendrá en todo caso de realizar actos que demeriten tal naturaleza. En tal virtud, el Agente Aduanal deberá respetar el ámbito de actuación de sus colegas, sin demérito de sus legítimos intereses.

3.2 Agente Aduanal fijará los honorarios de sus servicios con apego estricto a lo estipulado por las instancias competentes. Se abstendrá en todo caso de aplicar honorarios con criterios discrecionales e inferiores a los estipulados.

3.3 El Agente Aduanal se abstendrá, en todo momento, de ofrecer y prestar sus servicios profesionales en condiciones tales que pueda presumirse, fundadamente, que los costos de operación son mayores al monto de sus honorarios. La competencia leal y transparente se alienta y se nutre de un entorno económico sano, justo y equitativo.

3.4 El Agente Aduanal, en atención al espíritu de solidaridad gremial y profesional, brindará cooperación solidaria y subsidiaria a sus colegas, cuidando de no atraer empleados de colegas mediante prácticas desleales.

3.5 El Agente Aduanal respetará irrestrictamente los ámbitos de actuación profesional de sus colegas en activo o suspendidos.

4. Relación Agente Aduanal con la Sociedad

4.1 El Agente Aduanal, en su actividad empresarial, debe ser socialmente responsable y, como todo actor económico, deberá mantener siempre al corriente sus obligaciones legales y observar una conducta solidaria con la sociedad.

4.2 El Agente Aduanal deberá ser ejemplo de rectitud de actuación profesional para prestigiar, con su conducta frente a la sociedad, la actividad del gremio, aceptando la filosofía y los principios y normas establecidos en el presente Código de Ética y Conducta, mediante la firma de la Carta de Adhesión anexa al mismo.

4.3 El Agente Aduanal deberá retribuir con sueldos dignos los servicios de sus dependientes, en atención al principio de justicia social.

4.4 El Agente Aduanal, en el ámbito de su competencia y de su actividad profesional, promoverá el respeto por el medio ambiente en el marco del desarrollo sustentable.

Normas de Conducta de un Agente Aduanal

 

5. Relación del Agente Aduanal con sus Instituciones

5.1 El Agente Aduanal afiliado a una Asociación confederada a CAAAREM, deberá observar estrictamente las normas que rigen su actuación en el ámbito local, de conformidad con sus estatutos. Del mismo modo, los Agentes Aduanales con patente nacional, deberán atenerse a lo estipulado en las disposiciones de las asociaciones en las que operan.

5.2. El Agente Aduanal se someterá al escrutinio que sobre su conducta ética y desempeño ejerza la Comisión Honor y Justicia, de conformidad con el procedimiento estatutario.

5.3. El Agente Aduanal que conozca de conductas delictivas o atentatorias al Código de Ética y Conducta o a los Estatutos, deberá informar y, de ser posible, aportar la evidencia de las violaciones que se tenga conocimiento, a la Confederación de Asociaciones de Agentes Aduanales de la República Mexicana.

5.4 El Agente Aduanal es moralmente responsable de sus actos de despacho aduanero ante sí mismo y ante la sociedad, por lo cual deberá operar los mecanismos necesarios para que el presente Código sea difundido y aplicado entre sus socios y sus colaboradores.

5.5 La unidad de propósitos comunes y la congruencia en la aplicación de los principios y valores éticos y morales hacen la fortaleza del gremio. La cultura de la solidaridad, la subsidiariedad y el respeto a la dignidad personal entre colegas y colaboradores, hacen posible el logro de legítimos beneficios personales y gremiales.

 

6. Ética de la publicidad

6.1 La publicidad es un recurso legítimo del Agente Aduanal para la promoción de sus negocios. Sin Embargo, el Agente Aduanal deberá abstenerse de descalificar a sus colegas, así como de hacer ofertas de servicios sin el respaldo efectivo.

6.2. El Agente Aduanal deberá conducirse, en sus campañas publicitarias, de manera transparente y veraz, de tal modo que estará impedido de ofrecer servicios que no pueda atender o que siendo de terceros los publicite como propios.

A.A Cecilia Almeida Valles

Patente 3697

Almeida & Alatorre S.C

Avenida 602 y Camino ASA Local 49-A

Aduana del AICM, CP15620, CDMX

(55) 57851648

(55) 57869755

contacto@almeidayalatorre.com

AVISO DE PRIVACIDAD

  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White YouTube Icon