Revisiones excautivas de camiones mexicanos en Texas


El gobernador de Texas, Greg Abbott, decidió implementar una serie de medidas para detener y revisar la mayor cantidad de transportes de carga que cruzan la frontera entre México y Texas. Con el propósito de prevenir el trasiego ilegal de migrantes y drogas que diariamente cruzan a territorio estadounidense. Sin embargo el comercio binacional ha tenido un gran impacto económico negativo, el cual se puede estimar en pérdidas por un aproximado de 8 millones de dólares (mdd) diarios.


De acuerdo con el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), las industrias más afectadas son la maquiladora, automotriz, tecnológica y perecederos. También, la misma organización ha informado que dichas medidas han provocado retrasos por hasta 20 horas en el cruce de camiones de carga y la caída de más del 70% en el flujo comercial, lo cual, de mantenerse así, podría causar un colapso en el comercio internacional transfronterizo.


Diversos organismos que representan el sector empresarial de México junto con la Confederación Nacional de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (Concamin) han expresado su preocupación por la situación en los cruces fronterizos Zaragoza-Ysleta; Córdova-De las Américas; Colombia-Laredo; Reynosa-Pharr.

Argumentando que “Se estima que tan solo el Puente Pharr despachaba hasta 3,000 camiones por día, para un aproximado de 18,000 unidades por semana. A partir de las nuevas medidas en inspecciones en Texas, apenas se despachan entre 500 y 700 camiones por jornada”, puntualizó el consejo.

Debido a los largo periodos de tiempo de espera, los cuales pueden llegar a tardar hasta más de 40 minutos en las revisiones por unidad y casi 20 horas aguardando un turno para ser inspeccionados, muchos cargamentos de productos precederos se han arruinado totalmente. Envíos de pepino, chile y tomate se perdieron después del cierre del Puente Internacional Reynosa-Pharr, en Tamaulipas, en medio de protestas y huelgas consecuentes de los descomunales periodos de espera.

"Tenemos tres camiones que ya se echaron a perder porque deben estar refrigerados; hay otros que están por caducar, son de limón que ya hoy no servirán", expresó Francisco Arturo García, chofer de carga pesada.

El descontento por las inspecciones ha sido de tal magnitud que el gobernador Abbott recibió críticas de parte de la Casa Blanca.

"Las inspecciones innecesarias y redundantes del gobernador Abbott a los camiones que transitan por los puertos de entrada entre Texas y México están causando interrupciones significativas en las cadenas de suministro de alimentos y automóviles", afirma la portavoz de la Casa Blanca Jen Psaki en un comunicado.

Afortunadamente, tras pérdidas mayores a los 60 millones de dólares en una semana de caos, Greg Abbot y los gobernadores de Tamaulipas, Chihuahua, Nuevo León y Coahuila lograron eliminar las revisiones exhaustivas a los camiones de carga desde México a Estados Unidos. A cambio de un mayor compromiso para controlar el tráfico de migrantes indocumentados en los estados fronterizos mexicanos con Texas.


No obstante, tras la obtención del acuerdo consensuado, el gobernador Abbott ya ha advertido más de una vez sobre la reimposición de las inspecciones de seguridad a los camiones que llegan de México si continúa el flujo de inmigración ilegal hacia el estado de Texas.


10 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

El lunes 15 de agosto, México y Canadá lanzaron el Diálogo Económico de Alto Nivel (DEAN) con el objetivo de brindar una oportunidad para que Canadá y México aumenten su colaboración mutua, fortalezca